“La obediencia ciega conduce al desastre”.

Hemos llegado a “la buena”: la película que muchos consideran la mejor del MCU por ser la “más adulta”. No lo es, pero sigue siendo una estupenda cinta de acción y la secuela más compacta y to the fucking point de toda la serie, aparte de un entretenimiento pata negra… Sí, El Soldado de Invierno tiene la fama que se merece. Pero lo mejor es que es inesperadamente sutil a nivel temático.

Lo sé. Sutil. En una película donde Toby Jones es un roboz nazi que te explica un plan de dominación mundial basado en tres mega cacharros voladores que van a dar candela a millones de personas porque lo dice el keikaku del malvado Robert Redford. Es complicado de explicar, pero creo que se debe a que por primera vez en el MCU (IM3 es, me parece, un caso aparte) no se intenta que la cosa entre a martillazos. Nadie te lo explica. La retórica está ahí, tejida entre acciones, discursos y decisiones, y si la sigues pues mejor para ti.

“El tercer acto de la película es lo más flojo”. Puede ser, pero no reduce en absoluto su carga temática (el punto álgido del film no es el combate final, sino el discurso previo del Capi por megafonía). Lo que sí reduce son sus pretensiones de película realista, cambiando las set pieces físicas de artesanía tradicional por el gigaespectáculo CGI de siempre. El espectador, y especialmente el crítico, percibe que la carrocería de apariencia dura, rápida y novedosa que había en la persecución a Nick Fury ya no está y que lo que tiene delante le suena de otras películas inferiores. La cosa, claro, decae. Pero decae por un simple asunto de textura. No porque el film haya reducido la marcha.

Me han hecho falta varios visionados para sacudirme esta sensación de “todo se va a la mierda en el tercer acto”, pero lo he conseguido. Y ha sido gracias a entender que Bucky Barnes no sólo no es un elemento desaprovechado de la trama, sino que es cien por cien esencial para demostrar como cierta la premisa. En realidad, una vez caes en ello la cosa es sencilla. On the red corner, Steve, el soldado que es súper porque no siempre hace lo que le ordenan y que exige transparencia a cambio de transparencia; on the blue corner, Bucky, el soldado que obedece ciegamente de la manera más literal y horripilante posible. Fight.

El film está en una perpetua cuerda floja porque su misión es especificar hasta qué punto un soldado debe seguir órdenes. Hasta dónde se ha de exigir confianza y hasta dónde se deben pedir pruebas para ganársela. La fe ciega y las consecuencias de la misma es uno de mis temas preferidos, y aquí se trata bastante bien. Nick Fury no confía en nadie, y eso es útil pero también es malo. Natasha oculta su identidad, y eso es malo pero a la vez es útil. Steve obedece, pero sólo hasta donde debe, y lo que “debe” es algo que se muestra en su comportamiento más que en sus palabras. El Capitán América es, como dije, un hombre que triunfa manteniéndose firme aunque la decisión sea difícil, y esto se mantiene aquí.

No es un plato fácil de cocinar, porque estamos ante un discurso típicamente superheroico y sobre todo típicamente americano. El individuo por encima del sistema. Es complicado, mancha las botas y, seamos francos, la película tampoco se marca un triple al encestar. Pero termina por funcionar gracias a algo tan simplón que muchos escritores lo ignoran cuando no deben: la conexión emocional humana.

“Steve Rogers no es alguien que cambie, sino que cambia a los que le rodean”, dicen los hermanos Russo. Una bandera humana, vaya. Pero la película apuesta por presentárnoslo como un ser humano que literalmente no sabe lo que le hace feliz… confesión que lleva a cabo ante Sam Wilson, un hombre que vuelva su fe en él no porque se lo hayan ordenado, no porque sea “lo correcto”, sino porque ha forjado un vínculo de amistad con Steve. El asunto de la confianza (o la fe, como se la quiera llamar) entendida como algo que debe ganarse con esfuerzo y no sólo asumirse es primordial en esta historia, tal y como se demuestra en el este intercambio.

“¿Confiarías en mí?”

“Ahora, sí”.

No hay más preguntas, señoría. Puede funcionar mejor o peor, puede cuajar o no, puedes estar o no de acuerdo con esta propuesta de lo que es un “soldado perfecto”. Pero es una propuesta clarísima en base a una premisa sutil, y eso la convierte en algo muy a tener en cuenta.

Serie de la Premisa Activa en el Marvel Cinematic Universe

INTRODUCCIÓN A LA PREMISA ACTIVAIRON MANEL INCREÍBLE HULKIRON MAN 2THORCAPITÁN AMÉRICA: EL PRIMER VENGADORLOS VENGADORESIRON MAN 3THOR: EL MUNDO OSCUROCAPITÁN AMÉRICA: EL SOLDADO DE INVIERNOGUARDIANES DE LA GALAXIALOS VENGADORES: LA ERA DE ULTRONANT-MANCAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WARDOCTOR STRANGECONCLUSIÓN

Otros artículos del Marvel Cinematic Universe

GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s