“Aceptar tu ira conduce a cosas buenas”.

Ugh.

Con este film, de cuya existencia suelo olvidarme a menudo, hace falta tener en cuenta un antecendente crucial: el Hulk de Ang Lee, cuya morrocotuda hostia tuvo como resultado que Marvel Studios hiciera todo lo posible para despojar a esta película de cualquier cosa que pudiera recordar a un discurso artístico. Lo más probable es que hayas alzado la ceja al leer la premisa que he propuesto, y no me extraña. Porque es vaga, extraña y aburrida. Porque es una mala premisa.

Porque, y esto os sorprenderá, El Increíble Hulk es una mala película.

Y el caso es que la cosa no empieza tan mal. La primera media hora del film es un competente ejercicio de claridad en el que vemos quién es Bruce, qué le pasa, quién le persigue, qué quiere y todo lo que nos hace falta ver para entender de qué va el “sustativo” de la premisa. Bruce Banner tiene un problema y su objetivo es dejar de tenerlo. “No quiero entenderlo”, le dice a Betty Ross, “quiero deshacerme de él”. Fracasa, una y otra vez, y no es hasta que deja de huir y de intentar desembarazarse del “otro tío” que logra arreglar el desaguisado.

Qué pena que todo lo que tiene que ver con el resto del film sea un churro, eh.

Como ocurría en Iron Man, Bruce se ve empujado al conflicto. No tiene opción: Blonsky se está follando Harlem y sólo él puede pararle. Así que se tira del helicóptero, abrazando por primera vez al monstruo que lleva dentro, y la jugada le sale bien…

Pero es que está haciendo lo mismo que ya ha hecho Blonsky.

El malo de esta película no está mal (Tim Roth me puede vender una moto hecha de truños secos y yo le diré que si puedo pagar a plazos), pero contradice abiertamente la premisa activa. Blonsky acepta sus impulsos sin el menor problema: sabe lo que es, sabe lo que le gusta y nunca huye de ello. Bruce acaba haciendo lo mismo (más o menos… esta peli no caracteriza un carajo y hay que inferir muchas cosas de cómo piensan los seres humanos que la pueblan), pero gana porque…

¿Porque Hulk es el más fuerte que hay? ¿Cómo en los tebeos?

¿Por qué es el más fuerte? ¿Qué diferencia hay con respecto a la actitud de su adversario y qué articulan estas decisiones a nivel de discursooooh, Hulk ha hecho la palmada sónica y ha dicho HULK SMASH con la voz de Lou Ferrigno, ja, ja, ¿os habéis olvidado ya de Ang Lee? Firmado, Marvel Studios.

Hulk es un film intencionadamente vacío de contenido que no dice nada porque está aterrado ante la posibilidad de decir algo. Su premisa activa, por tanto, no es el núcleo del film: es su excusa. Pura textura externa sin dirección que sólo acaba formando algo coherente por puro azar y porque la peli es sencilla. De ahí que el final sea “cosas buenas”: no pasa nada. Algo vagamente bueno, supongo. Ha ganado el bueno, etc.

Y por eso  a la gente le parece un coñazo. Creo.

Serie de la Premisa Activa en el Marvel Cinematic Universe

INTRODUCCIÓN A LA PREMISA ACTIVAIRON MANEL INCREÍBLE HULKIRON MAN 2THORCAPITÁN AMÉRICA: EL PRIMER VENGADORLOS VENGADORESIRON MAN 3THOR: EL MUNDO OSCUROCAPITÁN AMÉRICA: EL SOLDADO DE INVIERNOGUARDIANES DE LA GALAXIALOS VENGADORES: LA ERA DE ULTRONANT-MANCAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WARDOCTOR STRANGECONCLUSIÓN

Otros artículos del Marvel Cinematic Universe

GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s