Tan sólo cinco 5 lecturas interesantes para aspirantes a autores de ficción

Pues sí, el título habla por sí mismo: os quiero hablar de cinco libros cojonudos escritos por cinco personas cojonudas que os serán de gran utilidad a la hora de crear novelas, series, películas, videojuegos, obras de teatro o cualquier cosa que tenga que ver con el arte de la ficción.

Esto no es una lista, aunque (como veréis más adelante) sí establece cierta jerarquía. Tampoco constituye una declaración definitiva de Esto Es Lo Bueno Y Lo Demás Apesta, porque tal cosa no ayudó, ayuda ni ayudará jamás a nadie. Sólo son sugerencias; sólo cinco (en realidad seis) libros que me han ayudado, estimulado y potenciado como persona aficionada a estas cosas. Incluyo enlaces para comprarlos: recomiendo encarecidamente leerlos en el idioma original si os es posible, más que nada porque es el único idioma que leí yo e ignoro si las traducciones están a la altura.

Sin más dilación, pasamos al primero.

Más información

Anuncios

Batman v Superman: La Gran Superproducción

Hoy hace un año del estreno de Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia. Con motivo de tan señalada fecha, me decido a sacar a la luz imágenes en exclusiva de la premiere del film, evento que reunió a todo el equipo artístico responsable de esta obra magna del género.

Así fue la primera proyección pública de BvS:

1

Más información

El futuro de la comedia española está en el mono de los Chococrispis

El problema inherente a analizar cualquier forma de humor es que uno se ve obligado a explicar el chiste, y nadie quiere ser “el que explica el chiste”. He leído varios textos muy interesantes sobre la teoría subyacente a hacer coñas, y todos sufren por ello. El resultado es que se habla poco del humor y que, por tanto, solemos pensar que “gracioso” es algo que se es, y no algo que se crea.

Pero, ¿y si no pasara nada por explicar el chiste porque no hay chiste?

Que hay que currárselo más. Mucho más. Y que, por desgracia, a veces es directamente imposible. Fue lo que me ocurrió durante la pasada Nochebuena, cuando tuve la feliz idea de explicarle a mis sexagenarias madre y tía quién era él, el Chocu.

Más información